Cómo pedir Refugio en Canadá – Parte 1

¿Está pensando en huir de su país  y solicitar asilo en Canadá u otro país? Puede ser que ha recibido amenazas de muerte, que ha sido secuestrado, agredido y perseguido por ser miembro de un grupo político y/o por sus actividades políticas, o sus creencias religiosas o por pertenecer a alguna minoría. A lo mejor usted es una mujer que ha sido abusada por su pareja y  el huir de su país es la única manera de escapar ese abuso o salvar su vida y la vida de sus hijos.  Este artículo tiene como intención el ayudar a las personas que desean saber cómo pedir refugio en Canadá y dar un panorama en base a mi experiencia.

Si desea residir en el país donde solicitará refugio y lograr ganar esa solicitud, es necesario que comience a reunir las pruebas que necesitará para ganar su caso. Lamentablemente, los órganos que están a cargo de juzgar su caso, no harán una decisión a su favor únicamente en base a lo que usted diga, por muy cierto que esto sea y por muy desesperante que sea su situación.

En mi experiencia como un intérprete en muchos casos de refugio ante la Comisión de Inmigración y Refugiados de Canadá (IRB of Canada), he tenido la experiencia desagradable de ver cómo la IRB ha negado casos por falta de evidencias por parte del solicitante de asilo/refugio.

Personas que quizás tuvieron casos genuinos, a menudo son deportadas a sus países, no debido a que sus casos no se hubieran podido ganar, sino por falta de entregar pruebas a la Comisión de Inmigración y Refugiados de Canadá. El propósito de este artículo es de ayudarle a organizar su caso por medio de sugerirle algunos pasos que debería de tomar antes y poco después de llegar al país donde presentará su caso de asilo. Cabe aclarar que ésta no es una lista exhaustiva.

  1. Constancias! Constancias! Constancias!

Como he indicado, es necesario presentar ante la Comisión de Inmigración y Refugiados de Canadá ( IRB Canada)-  o de cualquier otro país – comprobantes  que respalden su historia. Sin eso, es muy difícil (pero no imposible) ganar su caso. Esta es la parte más importante para que usted logre quedarse en Canadá como solicitante de refugio.  Entonces, desde ahora, debería estar reuniendo sus evidencias, tales como:

 

  • Sus títulos o diplomas; carnet profesionales – de usted, su familia o de las personas involucradas en su caso. Por ejemplo, si un familiar suyo o un colega es una parte clave de su historia, vaya a los familiares de esa persona, indíqueles su intención de solicitar el refugio (si son de confianza), y obtenga la documentación que pueda constar su relación con aquella persona. Debe tomar en cuenta que para tramitar estas solicitudes a menudo toma mucho tiempo. Entonces es aconsejable iniciarlas ahora, mientras que esté presente en su país, y no cuando ya esté en Canadá y tenga que depender de otros para hacerlo. Soy testigo de personas que nunca pudieron obtener documentos importantes por no tener personas de confianza quienes pudieran gestionar el trámite.
  • Partidas de nacimiento, de matrimonio, bautizo, acta de defunción, informes médico, etc.
  • Constancias y carnets de membrecía de algún partido, órgano o grupo político o social. Si la constancia es por medio de una carta, que incluya fecha de inscripción en el partido, sus responsabilidades y actividades como miembro, y si su membrecía está vigente o hasta cuando fue miembro.  Nota: qué la carta no contradiga su historia. O sea, que la carta no sea demasiado breve ni que incluya muchos detalles que luego contradigan la narrativa que proveerá al IRB;
  • Constancias de empleo;
  • Recibos prediales, escrituras, contratos de arriendo, etc. como constancias de los lugares donde haya vivido o trabajado;
  • Fotos de usted participando en las actividades que en fin causaron que se volviera en un blanco (por ejemplo, marchas de protestas). Fotos de sus agresores, ya sean sus empleadores, jefes, cabecillas de pandillas, etc…. Fotos de los daños hechos a su propiedad especialmente saqueos por parte de agentes del gobierno, fotos de lesiones, de pancartas o grafiti puestas en su casa. Hazlo enseguida, después del suceso. Conozco de una familia que recibió amenazas escritas con tiza/gis en las paredes de su casa. No se les ocurrió tomar fotos enseguida y esa noche llovió y fueron borradas. Ellos lamentaron no haber tomado fotos en ese momento.
  • Grabaciones de las llamadas, de las amenazas, extorsiones, “vacunas”, etc. Si a menudo recibe llamadas anónimas y amenazantes, grabe las llamadas y conversaciones en otro celular o dispositivo. Un video de usted contestando una llamada amenazante vale mil palabras. Imprima el estado de cuenta de su celular indicando los números de las llamadas telefónicas que usted recibió que fueron amenazas. Mantenga un registro de estas llamadas apuntando la hora, número y las palabras utilizadas.
  • Videos de los sucesos. Por ejemplo, grupos delincuentes a menudo envían videos de los familiares de aquellos que quieren extorsionar. Guarde los videos y haga una segunda copia. Si supiera cuantos casos he escuchado de personas que tuvieron sus celulares y laptops decomisados por las autoridades persecutoras sin haber hecho copias de las fotos, etc. Esto ha perjudicado sus casos porque ahora lo más importante para el éxito de su solicitud de asilo ha desaparecido. Remueva la tarjeta SIM del teléfono que contiene la evidencia y guárdela en un lugar seguro hasta  que esté listo para dejar su país.
  • Facturas que puedan comprobar que estuvo en algún lugar cuando pasó el suceso. Por ejemplo, si fue asaltado en el lugar X, guarde la factura de gasolina que compró en esa ciudad ese día, o el restaurante que visitó, o la compañía que reparó los daños. Facturas importantes por ejemplo son las que pudo haber recibido al pagar por medicamentos y tratamientos que resultaron por agresiones o lesiones.
  • Cartas de apoyo. Obtenga cartas de personas que fueron involucradas en su caso, de testigos o personas que conozcan de su situación o el suceso. Pueden ser familiares, amigos, empleados o colegas. Haz esto ahora y no cuando estés en Canadá y ya no puedes contáctalos y mientras que el suceso sea aun fresco en sus memorias.

 

Revise la carta para asegurarse  que no contradiga lo que sabe que sucedió. Si encuentra discrepancias pídales como favor que la escriban de nuevo. Aún mejor, provéales  con la información que quiera que se incluya – pero en sus propias palabras. Conozco un cliente que obtuvo muchas cartas pero no se las valieron porque fueron todas idénticas.

Asegúrese que las fechas sean correctas. Que cada carta contenga una fotocopia de la cedula de identidad de esa persona. No es necesario notariar la  carta, pero no perjudica el hacerlo.

Nota: Las cartas no deberían ser verbosas. No es necesario que la persona gaste muchas palabras presentándose, colocando los datos de su cedula y dirección de residencia, ni los de usted. Solo es necesario decir quién es, su relación con usted, y lo que sucedió. ¿Porqué? Porque cuando vaya a recibir la asistencia legal del gobierno canadiense para la traducción de sus documentos, hay un límite de 3500 palabras, o sea, más o menos 10 páginas de información. Lo demás que le haya hecho falta por traducir le tocará a usted cubrir los gastos y puede ser que no tenga los recursos para hacer eso, tomando en cuenta lo que cobran los traductores profesionales.

  • Artículos de prensa que mencionen su nombre o el de la otra víctima del mismo suceso, o el nombre del agresor (para demostrar la existencia de tal persona o grupo); o por lo menos que mencione el suceso en el cual participó, por ejemplo, una manifestación estudiantil. De nada sirve proveer artículos que indican el estado general de su país o la falta de seguridad, la corrupción, o como son de malos los Zetas, etc.
  • Denuncias e informes médicos. Estos son tan importantes para su caso, que merecen su propio rubro.

Parte 2

ABOUT THE AUTHOR

Jonathan Whiteside es un traductor profesional que trabaja en los idiomas Español e Inglés. Él vive en Toronto, Ontario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *